Líquido intersticial.
jpeg
5d79a-linfa-form-areal.png?w=440
5d79a-linfa-form-areal.png?w=440

El líquido intersticial, también conocido como líquido del intersticio o líquido tisular, rellena la parte vacía entre las células y los capilares sanguíneos. Además, facilita el paso de los nutrientes a las células. Una sexta parte del cuerpo pertenece al intersticio, y en el hombre hay 11 litros de este líquido. El exceso de líquido intersticial es absorbido por los capilares linfáticos, convirtiéndose así en linfa.

Formación.

Se forma por filtración desde los capilares sanguíneos y se drena como linfa por el sistema linfático.

Composición.

Su composición es parecida al plasma sanguíneo, pero tiene ciertas diferencias. Una de ellas es, por ejemplo, que tiene menos proteínas que el plasma. Su composición es:

  • Proteínas.
  • Aminoácidos.
  • Azúcares.
  • Coenzimas.
  • Ácidos grasos.
  • Hormonas.
  • Neurotransmisores.
  • Sales minerales.
  • Productos de desecho.

Referencias.

Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License